En un año los ingresos por coparticipación federal aumentaron cerca del 50 por ciento

septiembre 4th, 2017

Alicia y Macri CARAS3Por Héctor Barabino- En agosto Santa Cruz recibió por Coparticipación Federal de Impuestos (CFI)  un 49,2% más que en el mismo mes de 2016, y un 86,6% más que hace dos años. La CFI que nación distribuye diariamente a los estados provinciales, constituye el rubro más importante en la columna de recursos del presupuesto provincial. Los otros dos son las regalías hidrocrarburíferas y mineras, y la recaudación tributaria provincial.

Durante el mes de agosto la administración provincial sumó 733,9 millones de pesos de coparticipación de impuestos nacionales, 242,2 millones más que en el mismo mes del 2016 cuando recibió 491,7 millones.

Pero no es el único rubro que el estado nacional coparticipa a las provincias, a la CFI se suma el Fondo de Financiamiento Educactivo; el Fondo Excedente del Conurbano, y el Fonavi entre otros, por cuyos conceptos la provincia percibió también en agosto otros 275 millones de pesos, contabilizando en un mes un total de 1.008 millones de ingresos por coparticipación federal y acumulando en 8 meses 7.195 millones de pesos.  

De mantenerse esta proyección para los próximos cuatro meses, Santa Cruz superaría la previsión presupuestaria que estimaba en 10.071 millones los recursos de la coparticipación nacional.

 

*Fuente: Banco Nación

¿Por qué a Alicia no le alcanza el dinero ni para pagar sueldos ni siquiera a valores de 2016? es una pregunta que el gobierno sigue sin responder al menos con argumentos sólidos, más allá de la declaración de provincia “quebrada” por culpa de la herencia recibida de manos de Daniel Peralta, y del supuesto “ahogo financiero” del gobierno de Mauricio Macri que los números desmienten.

Tampoco informa con claridad y precisión cuánto paga en salarios cada mes.

Según declaró el 11 de agosto la gobernadora Alicia Kirchner, los salarios estatales insumen 2.035 millones de pesos mensuales. Sin embargo el vicegobernador, Pablo González, en mayo había asegurado que son 1.595 millones “incluido los municipios”, lo que la provincia abona en 86.000 sueldos estatales.

¿Por qué el gobierno incluye el pago de los salarios de 18.000 empleados de todos los municipios en el presupuesto provincial? es otra de las incógnitas. Con excepción de los que acceden a la jubilación, los municipales cobran sus salarios del presupuesto comunal.

Por lo pronto la provincia ingresó en agosto solo en transferencias automáticas y diarias desde Hacienda de nación, 1.008 millones de pesos, más otros 500 millones de la recaudación provincial de impuestos que en julio fue de 510,2 millones y se estima un cifra similar para agosto.

Además el estado provincial ingresa regularmente montos por regalías de petróleo, gas, y minería, cuyos registros no constan en páginas oficiales de la provincia pero según el presupuesto de cálculos y recursos rondan los 400 millones mensuales.

Es decir que solo con los ingresos por impuestos y regalías que están garantizados semanalmente, la administración contaría con fondos suficientes para abonar salarios a estatales sin sobresaltos o al menos sin necesidad de paralizar el estado y dejar sin educación, ni servicio de salud ni de justicia a la población.

Es cierto que un estado provincial no puede existir solamente para dar empleo público y consumir sus recursos en sueldos. No es, o no debería ser el caso de Santa Cruz que cuenta además con otros ingresos para que funcione el estado denominado “Fondos provinciales con afectación específica”, que este año alcanzan los 2.104 millones de pesos, y los “Fondos nacionales con afectación específica” por 2.055 millones de pesos.

La provincia presupuestó para este año, $37.964 millones, con un déficit de $6.200 millones ya que calculó ingresos por $31.255 millones.

Ingresos que  como los mismos números oficiales demuestran, aumentaron por encima de las previsiones presupuestarias e incluso por encima de la inflación con excepción de la baja de la producción de petróleo, que el gobierno nunca explicó en números fríos y duros pero que tuvo un impacto negativo en las regalías estimado en un 20 por ciento.

La contracara son las regalías por gas que se incrementaron este año en un 250 por ciento por lo que alcanzará los 800 millones de pesos, en tanto la actividad minera que pagará unos 430 millones además está aportando al fondo fiduciario Unirse, sumas del orden de los 350 millones hasta el momento.

El presente informe no incluye los adelantos financieros de nación para sueldos y aguinaldos de diciembre de 2016 que no fueron reintegrados por la provincia ya que fueron prorrogados para el 2018, ni los préstamos del Banco Nación y del fondo fiduciario por otros 1.950 millones.

Captura de pantalla 2017-09-04 a la(s) 08.11.01ASIP Julio2017

 

 

 

One Comment

  1. ale says:

    Che barabino, y si echamos a la mierda a donini?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *